Producimos alimento para Bolivia


Plantean invertir $us 1.227 millones en el sector agro

Plantean invertir $us 1.227 millones en el sector agro

El Deber/Dinero/12-09-17.- Partiendo de la orientación de que el grueso de todo lo que Bolivia cultive y produzca debe exportarse y ser rentable, el Grupo Landicorp realizó el estudio Avancemos haciendo crecer la agrondustria boliviana. El objetivo del documento es expandir el área de producción agrícola en un millón de hectáreas en los próximos tres años. El plan estima una inversión de al menos $us 1.227 millones.    
 
A decir del presidente del grupo empresarial, Hugo Landívar, el documento traza la hoja de ruta a seguir para hacer crecer el agro cruceño. Fue diseñada por un grupo multidisciplinario de profesionales de Landicorp.   
 
El documento propone el crecimiento del agro a partir de cultivos rentables, manejo de suelo eficiente, agricultores comprometidos, agroindustria capaz de absorber la producción de esos campos y mercados de exportación. El estudio hace foco en el cultivo de soya.
 
Plantea incorporar de 2018 a 2020 un millón de hectáreas a la actual frontera agrícola soyera, que se estima ronda 1,3 millones de hectáreas por año. La ampliación sería programada y gradual (ver infografía) en tres zonas: establecida o de actual explotación agrícola, de expansión A (San José de Chiquitos) y de expansión B (Puerto Suárez).
 
Landívar aseguró que el crecimiento está sujeto a tres elementos: hacer ensayos de campo para establecer qué tipos de cultivos se adaptan, buscar agricultores que quieran invertir en esas zonas y cambiar el uso de suelo que, en este momento, es agropastoril y que para que el proyecto logre el impacto deseado hay que convertirlas en zonas de desarrollo agrícola. “La soya es importante, pero hay que rotar el suelo con cultivos industriales (sorgo, maíz y girasol)”, apuntó.
  
Landívar señaló que se requieren $us 1.227 millones en los tres años para ejecutar el plan y que, para ello, debe articularse una estructura financiera responsable, ágil y dinámica con la participación del productor, que debe invertir un 40% del monto y el otro porcentaje debe salir de la banca y empresas que apoyan el desarrollo agrícola. 
 
“El agricultor debe evolucionar para competir internacionalmente, si no Bolivia quedará rezagada y vamos a tener una actividad agroindustrial deficitaria por baja productividad. Esto merece un compromiso del agricultor, la banca, la agroindustria y el Gobierno”, destacó.  
 
Midiendo la campaña agrícola de verano y de invierno, el sector oleaginoso de Santa Cruz cultiva un promedio de 1,3 millones de hectáreas de soya y produce alrededor de 2,8 millones de toneladas (t) de este grano por año. Para cubrir la molienda y la capacidad instalada actual las industrias oleaginosas requieren cinco millones de t de soya.
 
El plan estima una exportación de productos con valor agregado de $us 3.000 millones, que superaría la venta externa de gas y petróleo, que en 2016 sumó $us 2.100 millones.
 
Organización 
 
Para la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) la iniciativa es interesante; sin embargo, creen que la situación actual no es falta de recursos o que los inversionistas no vean la potencialidad del agro, sino que hay temas de fondo como eliminar las trabas a las exportaciones, permitir el uso de diversos eventos de transgénicos, ocuparse de la logística de transporte, seguridad jurídica de la tierra, abigeato y contrabando que deben resolverse. 
 
Cabalmente, en estos temas,  según la CAO, no se reflejan avances. “El agro cruceño tiene capacidad para producir tres veces más de lo actual; mientras no se dé una solución a los temas de fondo, corremos el riesgo de seguir incrementando las importaciones”, señala la CAO. 
 
Faltan condiciones   
 
La Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo) ve que hay potencial para expandir la frontera agrícola por la superficie de suelo aún disponible, pero cree que las condiciones no están dadas debido a que el Gobierno no ha dado una solución a los principales problemas que confrontan. 
Coincide con la CAO en varios temas urgentes y plantea la construcción de Puerto Busch. 
 
Claridad en la inversión
 
Para la Cámara Nacional de Industrias Oleaginosas de Bolivia (Caniob), tomando en cuenta el estudio del Colegio de Ingenieros Agrónomos de Santa Cruz, presentado en agosto de 2015, la región tiene una extensión apta para la agricultura de 5,2 millones de hectáreas, de las que 2,6 millones están produciendo. Aún hay disponible para ampliar la frontera productiva 1,9 millones de hectáreas. 
 
La Caniob ve factible el crecimiento del millón de hectáreas adicionales a la actual, pero cree que debe despejarse la duda de quién va a cubrir el costo de la inversión porque los predios agrarios no son tomados en cuenta para garantizar créditos. 
 
Piensa que antes de crecer en área, es importante mejorar la productividad actual para competir con Brasil, Argentina y Paraguay, que son productores de soya que alcanzan rendimientos por encima de 3 t/ha. En Bolivia estiman 2,1 t/ha.  
 
La Caniob apoya la propuesta de los soyeros de utilizar biotecnología para incrementar la producción y disminuir los costos del agricultor. Cree que se deben racionalizar las restricciones y liberar las exportaciones de subproductos oleaginosos de aceite y harina, y eliminar la fijación de precios y cupos de la harina de soya en el mercado interno porque la medida subvenciona a otros sectores y restringe la obtención de permisos de exportaciones, afectando compromisos con clientes del exterior.  
 
La industria oleaginosa tiene una capacidad de molienda instalada de 4,2 millones de toneladas año. El déficit actual de materia prima hace que la industria oleaginosa opere con una capacidad ociosa de un 35%. 
 
Con la producción actual, en 2016 el complejo oleaginoso exportó $us 933 millones. Si hubiera disponibilidad de grano para operar al 90% de su capacidad, calculan un excedente exportable de $us 650 millones. 
 
Casas comerciales 
 
La Asociación de Importadores de Insumos Agropecuarios (APIA) no duda de que el reto es alcanzable, más cree que debe haber un compromiso serio entre productores, empresas transmisoras de tecnología y el Gobierno que deben fusionar esfuerzos. APIA cree que se debe proporcionar herramientas al agricultor -biotecnología e innovaciones fitosanitarias- para encarar un horizonte más seguro.
 
El último reporte de la banca indica que de los $us 1.105 millones de aumento de la cartera al primer semestre, los sectores regulados -productivo y de vivienda social- crecieron en conjunto $us 924 millones. Se consultó a Asoban sobre la disponibilidad de recursos que permitan la expansión de la frontera agrícola, pero no contestaron.
 
Otro actor de la cadena  
 
Para el líder del sector exportador cruceño, Oswaldo Barriga, antes de ampliar la frontera agrícola o realizar alguna inversión se deben establecer bases mínimas que garanticen un incremento de productividad, buen retorno del sector privado y suficiente estabilidad en las normas para la producción (libertad de exportaciones, no más control de precios, no más cupos internos, seguridad jurídica en la tenencia de la tierra, biotecnología y semillas mejoradas). 
 
En la Cumbre Agropecuaria Sembrando Bolivia, realizada en 2015, el Gobierno planteó producir 45 millones de t de diversos productos hasta 2025. El 5 de este mes se envió al Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras un cuestionario para conocer una lectura del Gobierno sobre la propuesta de Landicorp, pero no respondieron pese a que se hicieron varias llamadas. 
 
Para ver la noticia original hacer clic AQUÍ.


Publicado: 2017-09-12

Fuente: Diario El Deber (digital)

Comparte esta noticia:

 


Lealsem

TIEMPO

PRECIOS

Cotización Chicago al 18 de Septiembre de 2017
Producto Posición Mes/Año Precio $us/TM Variación $us/TM
Maíz
Dic-2017
138,38
-1,28
Mar-2018
143,30
-1,28
May-2018
146,65
-1,28
Jul-2018
149,31
-1,18
Fuente: CME GROUP; Grimaldi Grassi

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Suscríbase gratis al Boletín electrónico de ANAPO y manténgase bien informado sobre las noticias del sector agrícola de Bolivia y el mundo.